Misierradegata.com

José María Hernández
Misierradegata.com

Cuando decimos que Sierra de Gata es un paraíso, nosotros, los que nos adentramos en sus entrañas, olemos sus aromas en la mañana, oímos el cantar de sus aves mientras nos despertamos o seguimos el rastro de cuantos otros seres no humanos merodean este hábitat; verdaderamente conectamos con el espíritu de la Sierra, se nos abre la consciencia y nos damos cuenta del privilegio de vivir en el corazón más puro del entorno. En ese momento de lucidez decimos, creo que nos han elegido para servir de guías que siembren el amor por estos seres y parajes a cuantos nos vengan a visitar.

De ahí, de esa comunión con lo más ancestral y puro de este entorno, brotó nuestra vocación de servicio apasionado, que ponemos a disposición de residentes y foráneos, con el deseo de que conociendo lo que alberga sean capaces de amarlo.

No se puede amar aquello que no se conoce.

La cita es muy antigua, pero me vale para transmitir lo que les quiero decir.