PLAN PILOTO DE TRANSPORTE COMARCAL

PLAN PILOTO DE TRANSPORTE COMARCAL

ANTECEDENTES:

La Sierra de Gata vive una situación de “emergencia demográfica” por pérdida de población a consecuencia de su índice de natalidad negativo y emigración de residentes.

Dicha circunstancia se produce en parte por la falta de oportunidades en el ámbito económico y laboral así como por el empobrecimiento de calidad de vida derivado de tener un ámbito vital circunscrito, en muchos casos, al propio municipio. Esa falta de movilidad afecta especialmente a colectivos que carecen o no pueden hacer uso del vehículo privado por múltiples razones. La consecuencia de vivir en ese ámbito reducido se plasma en la limitación de vida social, oportunidades de empleo, actividad comercial, acceso a servicios públicos y falta de independencia.

Para la comarca, la diferencia entre contar o no con un servicio público de transporte y crear sus hábitos de uso pasa, de ser pueblos aislados a convertirse en una “Ciudad de S.XXI” con 20 barrios comunicados así como servicios, comercio y relaciones de un conjunto de 20.000 habitantes.

Supuestamente deberíamos contar con un estudio previo que estaba presupuestado para su ejecución por el Parque Cultural en el periodo 2017,

OBJETIVOS:

Crear un plan piloto de transporte comarcal, en principio limitado en días de la semana, frecuencias y localidades que se podría ir ampliando en la medida que se optimizan los resultados y beneficios del proyecto. El plan piloto permitirá optimizar al máximo el servicio de transporte, sus costes y beneficios, con el objetivo de llegar a hacerlo rentable o, al menos con un mínimo coste subvencionado a la finalización del proyecto.

Además de estos objetivos se persigue conseguir para la población todos los beneficios que se enumeran en el epígrafe “Impacto esperado en la comarca”.

IMPACTO:

Mejora de la calidad de vida de los habitantes al facilitarles movilidad, especialmente a colectivos que no tienen o no pueden usar el vehículo propio. Mejora la economía de la comarca al aumentar la clientela potencial de productos y servicios a un ámbito comarcal. Mejora la eficiencia y calidad de los servicios públicos facilitando la especialización y evitando la multiplicidad en cada municipio. Amplía el ámbito de relaciones sociales favoreciendo la permanencia del habitante en la comarca al no sentirse “recluido” en su municipio. Mejora la calidad del ocio y el turismo aumentado la cantidad de oferta. Mejora el medio ambiente y emisiones de carbono al reducir el número de vehículos en circulación.

TRABAJOS:

FASE 1. Puesta en circulación de transporte público en fines de semana o festividades centrados en actividades de ocio y turismo y enlazando, además, con Coria-Moraleja. En principio este servicio tendría un coste simbólico que permita al ciudadano iniciarse en la movilidad pública comarcal. En determinados eventos, serían los propios empresarios quienes podrían sufragar este coste. (Ej. Un restaurante de San Martín podría incluir en su menú el precio del transporte para incentivar a nuevos clientes de toda la comarca, Coria o Moraleja),

FASE 2. Implementación al resto de días de la semana facilitando el transporte para actividades de uso no exclusivamente turístico o de ocio: atención  médica, actividad comercial, deportes, formación…etc. Con un coste de viaje o bono transporte calculado para alcanzar el máximo ratio usuarios/rentabilidad.