Demografía y turismo residencial

Demografía y turismo residencial

Ya han venido a vivir con nosotros de todas las zonas de Europa y del resto de España. Nos aportan cultura, trabajo, economía, promoción y población. La Sierra de Gata es un destino ideal de segunda residencia o vacacional para todos los que aprecian el buen clima, la seguridad, la Naturaleza, el paisaje, el patrimonio, la gastronomía y la simpatía. Pero, no nos engañemos, para muchos de ellos ha sido un proceso complicado en razón a la multiplicidad de los trámites, dificultades del idioma y a la falta de interés por parte de los responsables de la Comarca.

Para la Sierra, con las condiciones de que dispone, sería fácil atraer a nuevos pobladores, siendo ello imprescindible para detener la despoblación demográfica. En ese sentido, desde esta asociación trabajaremos para:

  • Promover la comunicación de nuestro territorio como un destino ideal de segunda residencia para todos aquellos que buscan calidad de vida en contacto con la Naturaleza.
  • Impulsar la asociación de los residentes de fuera de la Sierra y su integración en nuestra organización y en la estructura social, escuchando sus ideas, enriqueciéndonos con ellas e involucrarlos en la toma de decisiones y en la participación en la vida cotidiana.
  • Instar a las instituciones competentes a buscar métodos que faciliten la recepción e integración de las personas foráneas de la Sierra interesadas o decididas a instalarse con nosotros.
  • Impulsar el uso de idiomas en las comunicaciones institucionales, señalización y promoción de la Sierra.
  • Favorecer la consideración de cada residente foráneo, nacional o extranjero, como un “Embajador de Sierra de Gata”, un anuncio viviente de lo bien o mal que hacemos las cosas y tratarlos en consecuencia.
  • Promover el turismo de segunda residencia como una actividad compatible y necesaria para la rehabilitación de nuestro patrimonio arquitectónico en armonía con la Naturaleza, el paisaje y el medio ambiente.

Cada persona de fuera que viene a vivir con nosotros es un auténtico tesoro para nuestra economía, cultura y promoción… ¿Lo gestionamos adecuadamente?