CLÁSICA INVERNAL SIERRA DE GATA

CLÁSICA INVERNAL SIERRA DE GATA

¿A quién se le ocurre organizar un rally de coches clásicos en Cilleros?

Supongo que esta es la pregunta que se hacía la mayoría de la gente cuando se anunció la
celebración de la I Clásica Invernal Sierra de Gata.

La respuesta es sencilla: a dos aficionados a los rallies de regularidad que son de Cilleros,
Marcos (Hijo de Paco y Marisa, de la huerta de la pica) y Sonia (hija de Jesús Vázquez, el
carpintero y Mari).

Ambos son aficionados a los rallies desde hace 5 años. Han participado en más de una veintena
de pruebas, logrando la victoria en varias de ellas y buenos resultados en otras. Algún fiasco
también han tenido.

Como el verano es muy largo y uno se aburre, cuando baja el sol y viene “la fresca” es
agradable coger el coche y darse una vuelta por las carreteras de la zona. Así surge la idea de
organizar un rally en la Sierra de Gata. Con un boli y un cuaderno cuadriculado empezamos a
dibujar los primeros esbozos de lo que sería el Roadbook de la I Clásica Invernal Sierra de Gata.
Al poco tiempo ya estaban las 58 páginas del primer cuaderno de ruta de la primera prueba. Lo
siguiente fue comentárselo a Félix, el alcalde, tomando unos vinos y pronto vio la posibilidad
real de organizar la prueba. Yo creo que lo vio al instante.
Lo siguiente fue el tema técnico, cálculo de velocidades, montaje del Roadbook, permisos a la
DGT, seguros…
Como en esto de los rallies conocemos a gente, rápido pensamos en un amigo, que además
organiza un rally en la zona de Guijuelo, Corsino.
Repasamos la ruta y a cada tramo que le enseñábamos él decía: “este me gusta”…
Decidimos la fecha del primer rally: 11 de Febrero de 2017 y tras reunir a un puñado de
patrocinadores: es decir, amigos que nos echaron una mano… nos pusimos manos a la obra.
Cuando nos quisimos dar cuenta la plaza del Caño estaba llena de coches antiguos acelerando
sus motores, quemando gasolina, preparados para salir a disputar la prueba. 45 equipos
disputaron la Clásica en su primera edición.
Suponemos que quedaron encantados porque al año siguiente el número de participantes
creció hasta 57 (60 era el tope previsto) que han sido los equipos que han venido a disputar la
II Clásica Invernal Sierra de Gata.
La suerte ha estado de nuestra parte, hemos tenido buen tiempo y la prueba ha discurrido sin
incidencias, todo estaba bien atado, la organización técnica de la prueba y la organización
práctica, donde mucho ha tenido que ver el pueblo de Cilleros, que un año más, ha apoyado la
celebración de la prueba.

57 equipos venidos desde distintos puntos de España y Portugal, gallegos, madrileños,
castellanomanchegos, andaluces, castellanoleoneses… se han reunido para disfrutar de un día
de rally por las sinuosas carreteras de la Sierra de Gata. (Foto7) (foto8)
Pocos pueblos hemos dejado sin visitar: Cilleros, Valverde, Eljas, San Martín de Trevejo,
Villamiel, Hoyos, Perales del Puerto, Villasbuenas de Gata, Torre de Don Miguel, Cadalso,
Descargamaría, Robledillo, Gata, Acebo… son los municipios por donde ha discurrido la
prueba. Pueblos llenos de espectadores que han disfrutado del paso de los “cacharros”
haciendo ruido y en algún caso chirriando sus neumáticos para dar espectáculo. (Foto 9)

La regularidad no consiste en quien es el más rápido, consiste en ver quién es el más regular.
La organización marca un itinerario en un Roadbook y publica una serie de velocidades que los
participantes deben cumplir, siempre inferiores a 50 km/h. Los participantes tienen que
cumplir con esas velocidades y discurrir por la ruta marcada en el roadbook. Si vas más rápido
o más lento penalizarás un punto por cada segundo de adelanto o retraso en cada control. Los
controles se ubican por GPS y cada coche está controlado en cada momento con este sistema.

Este año la organización ha dado premio a los 10 primeros clasificados, al mejor equipo
extremeño, al mejor equipo portugués, al mejor equipo de Cilleros, a la mejor piloto y copiloto
femeninas y ha otorgado premios a tramos especiales y otras sorpresas. (foto13) (foto14)
Este tipo de pruebas se acompañan también de actividades de ámbito social y este año la
gastronomía ha sido un punto fuerte. Hemos disfrutado de una magnífica comida ofrecida por
el ayuntamiento de Cilleros, elaborada por la Escuela de Hostelería y acompañada con
excelentes ibéricos a cargo de Tito, que ha subastado dos cuchillos jamoneros. (foto15)

La cena con entrega de premios ha sido en la Hospedería Conventual Sierra de Gata,
hospedería que hemos ocupado durante todo el fin de semana. (foto17) (foto18) (foto19)
Las actividades sociales se han culminado con una visita guiada a San Martín de Trevejo el día
posterior a la prueba con un aperitivo bañado con los vinos de la zona, cortesía del
ayuntamiento de dicho municipio.
La Clásica Invernal Sierra de Gata ya aparece en los circuitos de rallies de regularidad, lo que
enorgullece tremendamente a estos dos aficionados que comenzaron con la mayor de las
ilusiones, y que han visto cumplida gracias a la participación de muchos equipos compuestos
de buenos amigos y extraordinarias personas.

Ya estamos preparando la tercera edición para el 2019 que traerá nuevas sorpresas y buenos
momentos.

Marcos Rodríguez Martín y Sonia Vázquez Morón